lunes, 15 de julio de 2019

NIVEL NEÓFITO C/Nº5

22. LA ESTRUCTURA DE PODER
  Martes, 15 de marzo de 2011 - 20:05
Cuando se habla del poder oculto (masones, illuminati, etc.) se suele representar su estructura de poder de forma piramidal, donde en la base estamos nosotros y a medida que ascendemos acercándonos a la cúspide se encuentran los más poderosos hasta llegar a los cargos más importantes del poder mundial; La figura geométrica del triángulo, es uno de los símbolos esotéricos más antiguos y usado en religiones y logias como la masónica. Aparte de su significado esotérico —sobre el cual no me extenderé ahora— representa la realidad subjetiva del universo tridimensional del hombre, los illuminati la representan con un ojo en su interior, más precisamente el izquierdo, el ojo de Horus, al que le dicen "el ojo que todo lo ve". Este “ver” se toma como sinónimo de “observar” en el sentido de saber todo de nosotros, cuando lo que quiere decir en realidad es que ellos pueden ver a través de la ilusión de la realidad subjetiva. No es mi intención en este momento explicar su significado más profundo, solo darles una pequeña introducción para que comprendan lo que es realmente la estructura de poder. 

Ahora veamos lo que no nos muestran, lo oculto a nuestros ojos, lo que está detrás de lo aparente. La estructura de poder real está formada por una serie de círculos concéntricos, con un punto en su interior, donde cada círculo representa un nivel de poder; los exteriores (los de menor jerarquía) protegen a los interiores y ningún círculo se conecta con el otro, evitando así el poder llegar al centro. Es la fortificación más perfecta conocida, podríamos recorrer cualquier círculo indefinidamente y nunca pasaríamos al siguiente, si destruyéramos completamente uno de ellos, tomaría su lugar el de menor jerarquía, o sea que trabaja de forma inversa a lo que podríamos esperar: no sube el que esta abajo sino que baja el que está arriba. Esto evita que nos acerquemos al centro por orden natural, ya que nosotros —las unidades de carbono— formamos parte del círculo más exterior, por eso nos necesitan, porque si nos destruyen alguien de arriba tendría que ocupar nuestro lugar. En el centro se encuentran los amos, el punto adimensional, el que forma parte de todos los círculos, también el punto representa al espíritu, pero eso lo veremos en otra oportunidad.

Estamos como quijotes luchando con molinos de viento en vez de luchar con realidades como el Cid Campeador, si queremos conocer al enemigo no tenemos que dejarnos engañar por él, analicen y piensen de forma cuántica, nunca se queden con lo obvio, y siempre recuerden que nada es lo que parece.
23. LA RAMA DEL ÁRBOL
  Jueves, 17 de marzo de 2011 - 14:46
Como comento en “Carta a los lectores” al principio de este libro, mi camino de la búsqueda de la verdad comenzó a temprana edad. Cuando tenía 12 años, solía sentarme bajo la sombra de un viejo nogal en la casa paterna y mi mente volaba y se hacía cientos de preguntas para las cuales no hallaba respuesta, una de ellas era ¿por qué motivo el conocimiento del hombre parecía estar estancado en una limitada visión de la realidad? ¿por qué con miles de años de historia el conocimiento científico, espiritual, religioso, tecnológico, etc., parecía estar todavía en la época de las cavernas comparado con la inmensidad del universo? No encontraba una explicación que me resultara satisfactoria, no tenía sentido que siendo seres supuestamente inteligentes nos conformáramos con los conceptos preestablecidos, y no viéramos que más allá del horizonte estaba la inmensidad esperándonos.

Un día mientras continuaba con estos pensamientos filosóficos, vi como subían por el tronco del nogal una fila de hormigas; estas llegaban hasta donde el tronco se bifurcaba y en vez de seguir subiendo hasta la copa del árbol, se desviaban hacia una pequeña rama, la recorrían buscando recolectar el alimento y volvían a bajar para dirigirse a su pequeño hormiguero; me quede pensando en el enorme árbol que tenían ante sus ojos y que ignoraban por haberse desviado hacia una pequeña rama. En ese momento una luz brilló en mi interior y entendí todo: nosotros éramos las hormigas recorriendo el árbol de la vida y habíamos equivocado el camino, creyendo que en esa pequeña rama terminaba todo, que todo el conocimiento estaba solo ahí; teníamos que volver al tronco y comenzara a subir por el camino correcto para llegar a las alturas, y desde ese lugar ver la inmensidad del árbol y del bosque que lo contenía, podríamos entonces —como las hormigas— pasarnos de árbol a árbol para seguir alimentándonos del conocimiento de su follaje, y salir de la absurda idea de que todo es nada más que la rama del árbol.

Sin saber, había iniciado la reprogramación de mi sistema operativo; desde ese momento me empecé a cuestionar todo lo que los conocimientos académicos enseñaban, tenía la certera idea de que había que aprender todo de nuevo desde cero, que la ciencia conocida condicionaba el pensamiento para no poder ver el árbol, pero que paradójicamente era necesaria conocer, para no repetir sus errores. Valientes profesionales están reescribiendo el conocimiento, saliendo de la rama y comenzando a subir por el árbol; también hay muchos otros no tan conocidos trabajando en silencio, para que en un momento no muy lejano la humanidad ocupe el lugar que se merece, y por fin podamos decir: “el trabajo está hecho, ya no estamos tan solos” 

24. LOS PROGRAMADORES
  Viernes, 18 de marzo de 2011 - 11:12
En informática, un programador es —según Wikipedia— «aquella persona que escribe, depura y mantiene el código fuente de un programa informático, es decir, del conjunto de instrucciones que ejecuta el hardware de una computadora para realizar una tarea determinada…». La unidad de carbono humano no está exenta de esta programación, mejor dicho, es perfectamente programable porque así fue diseñada, solo hace falta conocer el código fuente para saber qué parte del programa hay que modificar para obtener el resultado deseado, en otro momento hablaremos de esto.

Los programadores conocen este código fuente y lo usan para lograr su objetivo a través de los ejecutores, ahora la explicación se complica, pues tenemos una estructura de poder de círculos concéntricos, formado cada uno de ellos por diferentes líneas de poder, no entraré en detalle para no complicarlos, solo entiendan por ahora la función del programador y el ejecutor.

Durante miles de años la forma de implementar la programación fue a través de la religión, sepan separar —cuando hablo de religión— entre “institución” y “fe”. La institución religiosa es el medio usado por el cual se introduce la programación a través de la manipulación de la fe, que forma parte del código fuente del hombre. En nuestros tiempos, los medios de comunicación, la psicología social y la educación, hacen un excelente trabajo, a tal punto funciona la programación que hasta lo más obvio resulta obviado, y valga el juego de palabras. Pondré un ejemplo: cuando estaba en la universidad, le pregunté a mi profesor de física, por qué causa si la órbita de la tierra se encontraba en el mismo plano que el sol, siempre veíamos el mismo cielo todo el año, con las diferencias entre hemisferio norte y sur y solo con alguna variación de ubicación de las constelaciones, era lógico suponer que el cielo que el sol impedía ver en una época del año, se tendría que ver perfectamente 6 meses después, cuando la tierra se encontrase en el extremo opuesto de su órbita —y por consiguiente también del sol— dejando ver el cielo estrellado que este ocultaba 6 meses antes. La única forma de que viésemos el mismo cielo todo el año, sería que las órbitas de los planetas no estuvieran en el mismo plano que el sol, sino formando un cono cuyo vértice fuera el propio astro rey. Mi profesor me miro asombrado y no tuvo respuesta, quedó en preguntarle a un astrónomo amigo. Tiempo después me contó que la respuesta que le había dado su amigo fue, "Buena pregunta, voy a investigar". Como podrán ver, la programación es tan eficiente que nadie se cuestiona nada, si la ciencia lo dice, así es. Cuando Galileo Galilei se salió de la programación, exponiendo una verdad, casi fue quemado en la hoguera. Los programadores están haciendo su trabajo desde nuestra creación, forman parte de los amos y su función es preparar el sistema para que la manipulación de la ilusión de la realidad sea posible y efectiva. Tenemos que tener mucho cuidado, pues constantemente están actuando, modificando el programa para implementar su gran plan de simulación, nosotros tratamos de despertar, ellos tratan de dormirnos, y la peor pesadilla que podemos tener, es soñar que estamos despiertos. 

25. LOS NIVELES DE PROTECCIÓN
  Sábado, 19 de marzo de 2011 - 14:35
En este momento de los actuales acontecimientos mundiales, me parece necesario explicar y tener en cuenta cierta información, que es necesaria para procesar los datos de manera correcta. Toda acción o acontecimiento programado, diseñado y ejecutado por los amos, tiene por lo menos, cuatro (4) niveles de protección antes de llegar a la verdad: lo más probable, lo menos probable pero posible, lo más creíble dentro de lo posible y lo menos creíble dentro de lo posible. Los dos primeros cubren lo natural u obvio, los dos segundos cubren lo conspirativo o menos obvio. No me gusta ni es mi intención hablar en este sitio sobre los acontecimientos actuales, hay muchos lugares en la web que transmiten y analizan dichos sucesos con seriedad, pero en este caso haré una excepción para ejemplificar lo que digo.

Tomemos como ejemplo el reciente terremoto en Japón  de intensidad 6,9 en la escala de Richter  con sus consecuentes efectos posteriores. Lo más probable sería —en este caso— que fue causado por efectos naturales, es decir, como consecuencia del desplazamiento de las placas tectónicas, como cualquier otro terremoto, siendo por tanto un acontecimiento más de las fuerzas de la naturaleza. Lo menos probable pero posible, sería que fue provocado por el abuso del hombre en la explotación de los recursos naturales y el calentamiento global o bien por la influencia de fuerzas planetarias o tormentas solares. Lo más creíble dentro de lo posible sería la utilización de HAARP como causante del desastre, de una forma premeditada o bien porque se les fue de las manos, esto lo avala la gran actividad de emisiones registradas los días diez, once y doce de marzo. El cuarto nivel de protección, que sería lo menos creíble dentro de lo posible todavía no fue activado. La verdad de lo que realmente sucedió puede ser la combinación de todas o alguna de estas causas, o simplemente ninguna de ellas. Como verán no todo es tan simple, los niveles de protección actúan perfectamente para confundir y proteger la realidad. Otra posibilidad sería la utilización de nuevas armas de ingeniería no convencional que se estuvieron probando últimamente, no sé si esto encajaría en el cuarto nivel de protección o no, lo que sé es que nada es lo que parece, y que si HAARP ha tomado estado público, se puede considerar que ya no es un proyecto secreto que pueda ser usado como tal, pero sí utilizado como nivel de protección y encubrimiento. No digo que no tenga que ver, digo que tenemos que ser cautos. 

Estos niveles de protección pueden ser más, según el programa en ejecución y del acontecimiento sucedido, pero nunca menos de estos cuatro, es el nivel de seguridad mínimo requerido y preestablecido, siempre miren un paso más allá de lo evidente y estarán un poco más cerca de la realidad y menos expuestos a la manipulación y el engaño, son tiempos turbulentos, pero esto también demuestra que estamos haciendo ruido y los amos se molestan. 

26. EL ARMA SECRETA
  Lunes, 21 de marzo de 2011 - 01:17
La unidad de carbono humano fue diseñada en su origen para cumplir un trabajo determinado, y servir a los propósitos de sus creadores. Para que esto fuera viable y posible se necesitaba que la unidad respondiera a la programación inicial de forma autónoma, no se podía reprogramar una por una todas las unidades cada vez que fuera necesario, para ello se creó un dispositivo especial interno que se enlazaba automáticamente con la base de datos, y reprogramaba el sistema sin la intervención de nuestros creadores.

Este sistema trabajaba digamos como una conexión WiFi, abriendo un puerto y negociando los paquetes de datos con el servidor el cual le transmitía la nueva programación. Cuando nuestros programadores introdujeron la dualidad también nos dieron una gran oportunidad, la de poder ser libres, pues esta nos otorgaba automáticamente el libre albedrío, pero esto para ellos era una complicación, pues podíamos elegir ser nosotros nuestros propios programadores, tomar control de la unidad humano y ser los amos de nosotros mismos. La posibilidad de que nos conectáramos directamente al "internet cósmico" sin pasar por el servidor era un riesgo, así que decidieron desactivar el WiFi para evitar esa posibilidad; tuvieron entonces que buscar otros medios para seguir con la programación y la manipulación de la ilusión de la realidad fue elegida.

Este relato —que roza lo fantástico— resume en pocas líneas lo sucedido hace eones, historia olvidada y manipulada desde el comienzo de la historia conocida, pero plenamente vigente y real para nuestros amos. Nosotros disponemos de un arma secreta para liberarnos, un arma que ellos crearon para su beneficio y que ahora puede jugarles en contra, ese arma es la conexión WiFi que desactivaron, pero que todavía cada uno de nosotros tiene instalada, solo tenemos que conocer que la tenemos y saber activarla. Como todo dispositivo funciona con energía, y como saben la energía es la forma primordial de manifestación cuántica. Este dispositivo forma parte del nivel cuántico del cerebro, se desactiva con energía negativa y se activa con positiva, positivo-negativo, la forma binaria tridimensional de la manifestación cuántica adimensional de la energía.

No sé si estoy siendo lo suficientemente claro; si procesaron correctamente la información anterior sobre las dimensiones y el universo y pensamiento cuántico, creo que lo entenderán, la energía que se necesita no es cualquier energía, es la más nombrada por todas las religiones, también la más vulgarizada, mal interpretada, trivializada y ridiculizada, esa energía es el Amor, pero el Amor como energía pura; no como la forma intelectual, emocional o espiritual del sentimiento, sino como lo que es realmente, energía cuántica pura. Por eso es tan importante para ellos mantener la energía negativa en nosotros y el planeta, para que no podamos activar el dispositivo y conectarnos con la Fuente original.
 
Fig.4- Amplitud modulada significa amplitud (de la onda portadora) “moldeada” por el mensaje a transmitir
Veamos ahora que es realmente el Amor; para entender este concepto es necesario descartar toda idea y definición de este como sentimiento, emoción, contemplación, etc. Es preciso desprogramar el sistema de toda asociación con religión, sexo, pareja, familia, etc., y tratar de ver y comprender esto en un nivel cuántico.
 
Fig.5-”...La conexión WiFi que desactivaron, pero que todavía cada uno de nosotros tiene instalada...”
Tomemos la palabra Amor como una sigla que significa Amplitud Modulada de Onda de Resonancia, "AMOR", o sea una Onda de Resonancia de Amplitud Modulada. Esta onda de resonancia es necesaria para —como la misma palabra lo indica— resonar acorde a la fuente del universo, y luego negociar como si fuera un módem, la conexión y posterior transmisión y recepción de datos. La amplitud modulada sería el protocolo utilizado para el envío y recepción de estos datos.

Todo esto está avalado ahora por la ciencia, con el estudio de la Resonancia Cuántica Diferencial, y quien entienda de física puede investigar y comprobarlo fácilmente. Como pueden ver el arma secreta de la unidad de carbono humano es el Amor, pero como energía, por el cual logra activar el WiFi para conectarse directamente con el universo y así liberarse del control ejercido por los amos, pasando a ser una unidad independiente y dueña de ella misma. En definitiva, pasar de esclavos a amos es solo una cuestión de Amor. Tratemos de lograrlo.

Sektorl

El botón de Whatsapp funciona solo en dispositivos móviles

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar