viernes, 12 de julio de 2019

NIVEL NEÓFITO C/Nº2

7. LA MÁQUINA HUMANA 
  Lunes, 28 de febrero de 2011 - 12:01
El concepto o idea filosófica del hombre máquina no es nuevo, en el siglo XIX George Gurdjieff   lo postulaba en “las enseñanzas del cuarto camino”, hay mucha literatura al respecto, Ouspensky, Nicoll y Bennett, son buenos referentes de consulta para el que le interese, no es mi intención discutir el tema, voy más allá de lo psicológico, voy al campo de la realidad general, la que no percibe el hombre o percibe de forma subjetiva.

Hace algunos años, tuvimos una charla con un buen amigo que titulamos "El hombre de carbono y el hombre de silicio", bastante tiempo después se estrenó la película "Inteligencia Artificial" , que sorprendentemente tiene una gran similitud con la idea sobre la que trató la charla en aquel momento; ese concepto me abrió las puertas necesarias para comprender la realidad al respecto. El hombre es una máquina de carbono (C) creada para un fin determinado, el cual desconocemos de la misma forma que desconocemos que somos una máquina; como toda máquina somos programables, nos pueden infectar con virus, troyanos (programas que parecen una cosa y ocultan otra), spyware (programas espía), Malware (programas maliciosos que se ejecutan solos sin el consentimiento del usuario) etc. Como máquinas inconscientes que somos no nos cuestionamos nada de la programación cargada, pero si acaso la consciencia comienza a aparecer y empezamos a hacernos preguntas acerca de nuestro origen, las religiones comienzan a funcionar con su mejor esplendor, saciando nuestras dudas con “dogmas de fe” y retomando así nuevamente el control del “mal” funcionamiento de la unidad humano.

Que fuimos creados, todas las religiones lo dicen, lo que no dicen es por qué y para qué; que somos unidades de carbono  nadie lo va a decir, la realidad está siempre a salvo, protegida por los paradigmas y arquetipos (programas) implantados en el hombre y que hacen que toda esta información sea automáticamente rechazada por este. Si una unidad de carbono se da cuenta de esto, ya no sirve para el propósito que fue creada, porque a partir de ese momento es auto-programable y no responde a las órdenes, se auto-instala un antivirus y ya no puede ser infectada, comienza a actuar y razonar por sí sola y todo el control del sistema es tomado por la propia unidad. Hollywood se caracteriza por mostrar la realidad disfrazada de ficción, más adelante hablaré de eso, para el que le interese un ejemplo práctico de todo lo expuesto anteriormente, pueden ver la película que reseñe al principio de este artículo: “Inteligencia Artificial”, pero véanla desde el punto de vista de la información aquí expuesta, dejen de lado los efectos especiales, y concéntrense en lo que transmite la historia y entenderán lo que digo. Todo está a la vista pero oculto a nuestros ojos, escondido detrás de lo aparente.
8. SEÑALES EN EL CAMINO
  Martes, 1 de marzo de 2011 - 18:36
Toda ruta, calle o camino tiene señales de tránsito que van guiando, advirtiendo y señalando los distintos acontecimientos que se aproximan, todo conductor o transeúnte sabe interpretarlas si las ve, algunos tienen el hábito incorporado de prestarles atención, evitando así accidentes y equivocaciones, otros en cambio no les prestan atención o las ignoran categóricamente, dejando al azar el destino de su viaje. El camino de nuestras vidas está plagado de señales que no vemos, o vemos e ignoramos, o peor aún: vemos pero interpretamos mal. La tendencia más común ante la aparición de una de estas señales es relacionarla a la más primitiva y equívoca interpretación, y suponiendo que la señal fuese un número, terminamos jugándolo a la quiniela o lotería en lugar de averiguar el verdadero significado de la advertencia. Es como si viéramos un cartel que dijera “velocidad máxima 60 kilómetros por hora”, y en vez de reducir la velocidad, aceleráramos aún más para llegar lo antes posible a la primera casa de juegos que encontremos para jugarle dos pesos al número 60. 

El ser humano viene equipado “de fábrica” con GPS  (Sistema de Posicionamiento Global) pero esta desactivado por defecto. Cuando se activa, se manifiesta en la forma de lo que algunos llaman intuición, corazonada o sexto sentido, aunque en realidad es un sistema de captación, interpretación y alerta de señales, que fue incorporado a la unidad humano con un propósito que veremos más adelante. Si logramos activar su funcionamiento, nos sorprenderá la cantidad de datos que veremos aún en las situaciones más cotidianas de nuestras vidas. Cuando está desactivado recorremos el camino de la causalidad  y percibimos las cosas que nos pasan como casualidad, suerte, destino, etc., creyendo que todo sucede por azar, cuando en realidad no es así, aunque en la actual condición del hombre con el GPS “apagado”, sí lo es. 

A la unidad humano también le fueron incorporadas otras funcionalidades adicionales, equivalentes al WiFi y Bluetooth de los PCs y otros dispositivos electrónicos actuales, que ahora son estudiadas por la ciencia mediante la física cuántica a través de la aplicación de la Resonancia Cuántica Diferencial , estas aplicaciones trabajan con paquetes de datos digamos, inalámbricos, que se negocian entre el hombre y el universo. Como verán hay un aval científico que respalda esta información, en su momento me extenderé en el tema, por ahora basta entender e incorporar el concepto de las señales y su correcta interpretación. 

9. EL PENSAMIENTO PROGRAMADO
  Jueves, 3 de marzo de 2011 - 11:39
El hombre está programado para pensar de una determinada manera, la inteligencia artificial de la unidad de carbono humano fue diseñada para razonar de forma lineal y en compartimentos estancos, sin cruce de datos ni análisis profundo de información, con capacidad de aprender pero siempre sobre la base de conceptos prestablecidos y formulados por terceros, los cuales asume como verdaderos sin analizarlos en profundidad, de esta manera opera el noventa y ocho por ciento (98%) de la población, el grupo que tiene instalado el sistema operativo más básico. El pensamiento lineal asegura que la primera información que la unidad recibe sea por lo general aceptada como verdadera, los compartimentos estancos evitan el cruce de datos, evitando de esta manera la interconexión de la totalidad de la información y por tanto el aprendizaje individual por auto-análisis de la información. Todo esto crea el entorno apropiado de programación para mantener el control total de la unidad humano con la finalidad de dirigir el rebaño hacia sus respectivos corrales sin que nadie cree problemas.

Pongamos un ejemplo de cómo funciona todo esto: Los medios de comunicación (gráficos, televisivos, radiales) transmiten una información referida a una exposición de la actual situación política y social de su país, con juicio de valor incluido (opinión personal del medio), diciendo que esto solo puede suceder en un país tercermundista como el suyo y con sus actuales gobernantes. La información dice lo siguiente:

"Hoy, hemos derrotado la frivolidad y la hipocresía de los intelectuales progresistas. De esos que el pensamiento único es el del que lo sabe todo y que condena la política mientras la practica. Desde hoy no permitiremos mercantilizar un mundo en el que no quede lugar para la cultura: Desde 1968 no se podía hablar de moral. Nos impusieron el relativismo. La idea de que todo es igual. Lo verdadero y lo falso. Lo bello y lo feo. Que el alumno vale tanto como el maestro. Que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos estudiantes. Nos hicieron creer que la víctima cuenta menos que el delincuente. Que la autoridad estaba muerta, que las buenas maneras habían terminado, que no había nada sagrado, nada admirable. El slogan era: VIVIR SIN OBLIGACIONES Y GOZAR SIN TRABAS. Quisieron terminar con la escuela de excelencia y del civismo. Asesinaron los escrúpulos y la ética. Una izquierda hipócrita que permitía indemnizaciones millonarias a los grandes directivos y el triunfo del depredador sobre el emprendedor. Esa izquierda está en la política, en los medios de comunicación, en la economía. Le ha tomado el gusto al poder. La crisis de la cultura del trabajo es una crisis moral. Hay que rehabilitar la cultura del trabajo. Dejaron sin poder a las fuerzas del orden y crearon una frase: Se ha abierto una fosa entre la policía y la juventud: Los vándalos son buenos y la policía es mala. Como si la sociedad fuera siempre culpable y el delincuente inocente. Defienden los servicios públicos pero jamás usan transporte colectivo. Aman mucho a la escuela pública pero mandan a sus hijos a colegios privados. Adoran la periferia pero jamás viven en ella. Firman peticiones cuando se expulsa a algún ocupa, pero no aceptan que se instalen en su casa. Son esos que han renunciado al mérito y al esfuerzo y que atizan el odio a la familia, a la sociedad y a la república. Hoy debemos volver a los antiguos valores del respeto, de la educación, de la cultura y de las obligaciones antes que los derechos. Estos se ganan haciendo valer y respetar los anteriores”

Usted acepta sin cuestionamiento tanto la información como el juicio de valor, lo que no sabe por su incorrecta forma de pensar es que la situación aquí expuesta no solo es válida para su país sino que se repite en la mayoría de los países, sean tercermundistas o del primer mundo, porque es el resultado de un modelo impuesto mundialmente, como fue en su momento el neoliberalismo, y posiblemente se sorprenda al saber que la información que acaba de leer en realidad fue un discurso pronunciado por el presidente francés Nicolás Sarkozy ante la Asamblea General de Francia.

Como pueden ver, hay que aprender a pensar diferente, viendo la totalidad, relacionando datos, viendo que intereses hay detrás de la información, y opinando solo cuando están completamente seguros que la idea a exponer les pertenece, y no les ha sido impuesta por manipulación con psicología social de masas. Reprogramemos el sistema para poder ver la verdad, y esta nos hará libres. 

10. LOS AMOS DEL MUNDO
  Sábado, 5 de marzo de 2011 - 20:15
El hombre ha crecido con la idea de que o bien el mundo no le pertenece a nadie o bien nos pertenece a todos, que por ser nosotros sus habitantes somos sus herederos y custodios; los encargados de su cuidado y mantenimiento —tarea que a propósito, hacemos bastante mal y deficientemente— y que por ser la forma de vida más elevada e inteligente en el planeta, tenemos el derecho divino de su posesión. 

Pues bien, lamento informarles que este pensamiento está muy lejos de la realidad: el mundo le pertenece a alguien que no somos nosotros, por ahora no somos ni sus herederos ni sus custodios; tampoco somos la forma de vida más elevada ni inteligente en el planeta y no tenemos ningún derecho divino sobre él. 

Este paquete de datos que estoy transmitiendo puede ser fuertemente rechazado por ustedes, pero es la verdadera realidad. Recuerden que la "unidad humano" tiene un sistema de seguridad para evitar asimilar información que comprometa su inicial programación y funcionamiento. No se le permite ver la realidad, solo la ilusión de lo real, de no ser así, no funcionaría la manipulación ni el propósito para el que fue realmente creada.

En la entrada que publiqué el 26 de febrero del 2011, "Preparándose para recibir datos" les pasé una primera información que decía: 

"El noventa y ocho por ciento (98%) de la población mundial tiene instalado un obsoleto sistema operativo, Windows 95, incapaz de procesar datos; del dos por ciento (2%) restante, el noventa y cinco por ciento (95%) tiene instalados Windows 98, XP o Vista, con posibilidades de procesamiento de datos; del cinco por ciento (5%) restante la mayoría tiene instalado Windows 7 o 10, sin ningún problema de procesamiento; y un porcentaje indefinido dispone de un sistema operativo no conocido por el hombre" y ahora agrego: " y son los amos del mundo"

Sí, ese porcentaje indefinido con un sistema operativo no conocido por el hombre son los amos del mundo. Son los que programan, manipulan, crean nuestra ilusoria realidad, hacen y deshacen circunstancias y sucesos, nos mantienen ocupados y preocupados para sus fines, y manejan la realidad general como matriz por donde corre la subjetiva.

Ustedes se preguntarán, ¿quiénes son? ¿dónde están? ¿cuál es su propósito?, la primera pregunta tiene respuesta, para la segunda hay indicios, acerca de la tercera solo se puede especular, pues el propósito actual tal vez no sea el mismo que el inicial. Ellos son los amos del mundo, pero no los ejecutores, estos son otros y forman parte del cinco por ciento (5%) restante, el que tiene instado Windows 7, de ellos hablaremos en otra oportunidad, por ahora solo procesen esta información; si acaso la rechazan solo denle tiempo a su sistema a reprogramarse, y en su momento todo esto tendrá sentido.

11. CONOCIENDO COMO FUNCIONA EL ENGAÑO
  Lunes, 7 de marzo de 2011 - 00:20
Seguro que a estas alturas se preguntarán cómo funciona el engaño y la manipulación de la ilusión de la realidad. Una de las formas más simples y eficaces es por medio de los medios de comunicación. Aunque estos han estado siempre presentes en mayor o menor medida en la vida del hombre, no fue hasta principios del siglo XX cuando se empezó a aplicar eficazmente a través del uso de la propaganda.

Fue el lingüista y filósofo norteamericano Noam Chomsky quien elaboró la lista de las "10 Estrategias de Manipulación" a través de los medios de comunicación de masas. La manipulación de la opinión pública es muy sencilla con el actual sistema operativo y programas en vigencia (entiéndase paradigma + arquetipos), y los ejecutores saben perfectamente como implementarla. Otras formas de manipulación bastante utilizadas en la actualidad son la mentira y el ocultamiento de la verdad, esta última es sobre todo empleada para inclinar la preferencia del consumidor hacia un determinado producto, que más que la obtención de rédito económico, busca incorporar en el cuerpo ciertos químicos para un determinado fin que la persona ignora. 

Tomemos como ejemplo la conocida marca de gaseosa internacional. Al tener la empresa propietaria de la marca la mayoría accionaria de todas las demás marcas conocidas del mercado, no tiene competencia y estamos claramente ante un monopolio. Entonces... ¿qué sentido y necesidad tiene esta conocida marca de gastar millones en publicidad, cuando cualquier marca que compremos de la supuesta competencia, es de su propiedad? la respuesta está en lo que le pasa al cuerpo cuando la tomamos:

Primeros 10 minutos:
10 cucharadas de azúcar golpean su cuerpo, 100% del total recomendado diariamente. No vomitara inmediatamente por el dulce extremo, porque el ácido fosfórico que contiene corta el gusto. 

 20 minutos: 
El nivel de azúcar en la sangre explota, provocando un chorro de insulina. El hígado responde transformando todo el azúcar que recibe en grasa (Esto contribuye a la diabetes y obesidad) 

 40 minutos:
La absorción de cafeína está completa. Sus pupilas se dilatan, la presión sanguínea sube, el hígado responde bombeando más azúcar en la corriente sanguínea. Los receptores de adenosina en el cerebro son bloqueados para evitar mareos. 
 45 minutos:
El cuerpo aumenta la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cuerpo. (Físicamente, funciona como con la heroína.) 

 50 minutos:
El ácido fosfórico empuja calcio, magnesio y zinc para el intestino grueso, aumentando el metabolismo. Las altas dosis de azúcar y otros edulcorantes aumentan la excreción de calcio en la orina, o sea, está orinando sus huesos, una de las causas de la osteoporosis.

 60 minutos:
Las propiedades diuréticas de la cafeína entran en acción. Orina. Ahora está garantizado que eliminará más calcio, magnesio y zinc, los cuales sus huesos necesitaran. 

A medida que la onda baja sufrirá un choque de azúcar. Se pondrá irritado. Ya habrá eliminado todo lo que estaba en la gaseosa, pero no sin antes haber eliminado junto, cosas de las cuales su organismo necesita para funcionar. 

Se podrán imaginar a quién beneficia esto: a los laboratorios farmacéuticos multinacionales, cuyos dueños son casualmente los mismos que los de la gaseosa, y todavía no hablo del motivo principal por lo que todo esto se lleva a cabo. Al igual que con el ejemplo de la gaseosa, esto mismo sucede con la mayoría de los productos conocidos, los cuales pertenecen en su mayoría a monopolios, por más que nos den la apariencia de empresas que compiten entre sí. Nos mienten y engañan con falsos beneficios para lograr su fin, no importando en absoluto las consecuencias. 

Esto también pasa de una forma similar en todos los demás ámbitos: salud, seguridad, política, economía, religión, guerras, terrorismo, democracias; toda la realidad subjetiva es manipulada sin que usted se entere, y esto es solo la parte más simple y superficial del engaño, más adelante veremos la profundidad del proceso y les aseguro que todo esto será un juego de niños comparado con lo que veremos luego. 

Ya para finalizar, pueden escuchar una entrevista  a Daniel Estulin realizada por el periodista Miguel Blanco en su programa "Espacio en Blanco", de la Radio Nacional Española, para ir comprendiendo el nivel del engaño, y que vayan sacando sus propias conclusiones al respecto.


Sektorl

El botón de Whatsapp funciona solo en dispositivos móviles

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar