jueves, 15 de diciembre de 2016

TENTACIÓN

Luego del ofrecimiento de la mano extendida en el artículo anterior, DDLA, sus miembros y este administrador, hemos recibido una respuesta más que clara de nuestros detractores, con feroces ataques en las cuentas de facebook e infundadas denuncias y difamaciones. Sé que algunos no están de acuerdo con “carta de un iniciado” pero refleja fielmente la historia recurrente del humano, boicoteando una y otra vez su libertad. Quiero comentar algo para aquellos que han rechazado el ofrecimiento de paz, pues quizás su odio y encono los ciega y no pueden ver cómo funciona realmente DDLA. Los Cilic (Cilicianos) tienen un sistema de defensa que se basa en una tecnología que yo llamo,de “coraza inversa”, por la capacidad que tiene de invertir el resultado esperado por sus contrincantes. Esta tecnología utiliza la energía de cualquier ataque del enemigo y la convierte en “fuerza” para reforzar sus escudos protectores, siendo la fuerza de los escudos directamente proporcional a la energía recibida. Cuanto más los atacan, más fuerza acumulan y más fuerte se hace la coraza protectora. DDLA funciona como la coraza inversa de los Cilic, pero sin tecnología. Cada ataque refuerza nuestras defensas y nos fortalece. Así que, les recomiendo que cambien de estrategia, pues lograrán lo inverso a lo que pretenden. Ahora comencemos con lo nuestro.

Tentación de Jesús

(Mr. 1.12-13; Lc. 4.1-13)

1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:
A sus ángeles mandará acerca de ti, en sus manos te sostendrán para que no tropieces con tu pie en piedra. 

7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Sobre la interpretación del neófito y del iniciado de la tentación de Jesús, mucho hay en la red y los libros de donde pueden indagar, pero del significado esotérico oculto del iluminado, no hallarán nada, pues esta información se da en forma oral y no escrita para asegurarse que la reciba el que está preparado y no cualquier “boicoteador compulsivo de libertad” que desperdicie la oportunidad de romper las cadenas de su propia mente. 


1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto (del deseo), para ser tentado por el diablo (la mente).

2 Y después de haber ayunado (resistido al deseo) cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre (necesidad).

3 Y vino a él el tentador (pensamientos ajenos), y le dijo: Si eres Hijo de Dios (Humano), di que estas piedras (problemas) se conviertan en pan (alimento).

4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan (alimento) vivirá el hombre (humano), sino de toda palabra (información) que sale de la boca de Dios (del Ser).

5 Entonces el diablo (la mente) le llevó a la santa ciudad (su interior), y le puso sobre el pináculo del templo, (ego protagónico)

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios (Humano), échate abajo (enaltece al ego); porque escrito está: A sus ángeles (consciencia) mandará acerca de ti, en sus manos te sostendrán para que no tropieces con tu pie en piedra (problemas). 

7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios (la mente no tentará al Ser).

8 Otra vez le llevó el diablo (la mente) a un monte muy alto (el espíritu), y le mostró todos los reinos del mundo (mundos superiores) y la gloria de ellos, 

9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás (ego), porque escrito está: Al Señor tu Dios (el Ser) adorarás, y a él sólo servirás.

11 El diablo (la mente) entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles (consciencia) y le servían.

Luego de esta tentación Jose/Jesús/Cristo logró unificar 40 de sus 42 avatares, en un solo cuerpo, venciendo el deseo, la mente y el ego protagónico, para así poder enfrentar su misión. Cuarenta días en el desierto del deseo, uno por cada avatar unificado. Se preguntarán por los dos avatares restantes, pues eso quedará para responder en otro momento, con otra historia y en otro lugar. 卐¡LVOHL!!卐 


Sektorl

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su aporte

Colaborar con DDLA
https://www.paypal.me/DDLA.