martes, 22 de octubre de 2013

ENTRENANDO AL VIRYA

…No se confundan, no estoy enojado ni molesto, digo esto porque quiero, porque es mi casa y soy el anfitrión, esta no es una reacción de mi ego, es una manifestación de mi espíritu, que es el protector del Ser y el defensor del prójimo, es el guerrero más implacable que existe, porque tiene el fuego del dragón, la frialdad y templanza del acero, y la dureza del diamante, que le da el contacto con el Ser. Al espíritu no le tiembla el pulso cuando tiene que actuar por una acción, y si es necesario puede sacrificarse por el propósito y el prójimo. Como esta es mi casa, y soy el espíritu de mi Ser manifestado, puedo accionar a consecuencia sin preocuparme que se ofusquen u ofendan, y si algún defensor de causas perdidas de los idiotas de siempre se siente aludido, pues lo invito a que se retire antes que yo lo eche de mi castillo. Sé que por su propio encono terminaron convirtiéndose en lectores habituales de este espacio, sé que intentaron e intentan comentar con distintos nick, aunque algunas veces lo permití y otras no, no soy ajeno a sus intenciones. Pero ahora ya me aburrí, no estoy dispuesto a seguir su juego, así que me llevo mi pelota, ustedes búsquense la suya, fin del juego para ustedes y comienzo del juego para mí, el cual me gusta jugar y juego muy bien. El juego de, voy a molestar a los idiotas de siempre hasta que me aburra, publicando todas las "mentiras" que se me ocurran, mientras sirvan para despertar, y manifestar al SER…LOS IDIOTAS DE SIEMPRE

Llegó el momento de comenzar a sudar frente al muñeco de paja, practicando los golpes y movimientos necesarios para combatir y sobrevivir en las batallas que nos esperan.  Hasta ahora vimos la filosofía del guerrero, ahora comenzaremos con las tácticas del estratega, aquellas necesarias e indispensables para sobrevivir y no equivocarse con el enemigo, cometiendo un error que pueda ser fatal para un compañero inexperto. Un Virya se destaca de entre los Humanos por tres dones o capacidades, estos son el fuego, la frialdad, la templanza y la dureza. Como verán dije tres dones o capacidades y escribí cuatro, y es porque una de ellas es patrimonio de un Luxfero por cargo y es entregado al Virya como préstamo sólo y exclusivamente en una batalla, para ser usufructuado como arma y luego devuelto a su lugar de pertenencia. 

Comenzaremos con algo indispensable en toda contienda, que es la identificación certera del enemigo, no vaya a ser cosa que por inexperiencia terminemos combatiendo con nuestros propios guerreros o con los que dependen de nosotros o tenemos que defender. Para esta identificación es indispensable la lectura de las energías, sean de los pensamientos, de las palabras habladas y escritas, o de los actos. Esta identificación es una de las cosas que no puede hacer el ego, así que es indispensable que el que actúe en representación del Ser sea el Espíritu. Todo pensamiento, palabra o acto desde la inconsciencia están impregnados con las energías ocultas del transmisor, pues son producto del centro emocional y son la huella distintiva de sus intenciones iniciales y sus propósitos finales, y lo digo en plural porque es norma que en la inconciencia del ego, éstas sean fragmentadas por los yoes que lo habitan, siendo su contenido multi-intención y multipropósito aunque nosotros lo veamos como un todo inseparable. 

El espíritu, al ser un cuerpo de enlace, utiliza para procesar las distintas influencias externas e internas a los centros superiores de control. Nunca la consciencia del Ser utiliza los centros inferiores, pues estos le pertenecen al ego, y si éste aún no está supeditado al Ser, sería darle potestad de poder a un inconsciente, el típico dicho del mono con navaja. Cuando uno se sitúa en el espíritu, y desde los centros superiores de control, es muy sencillo percibir las energías del interlocutor, y éstas se muestran tan claras como si estuviéramos leyendo un cuento de niños. La intención inicial siempre se percibe en el primer contacto o intercambio de energías entre los sujetos, pues es normal que sea procesada por el centro emocional y ejecutada por el motor, luego ya no es tan sencilla su lectura, pues está contaminada con los procesos del centro intelectual y del instintivo. El propósito final es más fácil de leer a medida que se avanza en comunicación, pues es patrimonio del centro intelectual y es muy difícil ocultar su trabajo, ya que está influenciado continuamente por el centro emocional que protege inconscientemente al propósito de cualquier desvío, delatando abiertamente su fin.

Pasemos a los ejemplos, y tomemos para ello el primer comentario de nuestro sujeto de entrenamiento (Carlos_d), una unidad de carbono utilizada como herramienta por los oscuros, que está vacía completamente de contenido propio. Su primer comentario (obvien las faltas ortográficas producto de su inconsciencia) fue el siguiente:

Pues para que esto no sea una cabeza de hidra mas (por cierto en magic the gathering, este fin de semana se lucha contra una hidra, muy oportuno por tu parte) di tu nombre y descubrete, di a quien veneramos. Aqui ya no veo mas que gente nueva todos los dias (de donde han salido?? clones?) y todos muy complacientes.... muy raro.

Una lectura desde el ego y con el centro intelectual inferior, puede llevar a confusiones, pues comienza relativamente tranquilo, y termina completamente mal y sacado. Lo que dice el ego desde el centro intelectual inferior ante este mensaje es “Pobre se nota que está confundido, trataré de ilustrarlo”. Por el contrario si la lectura desde el ego se hiciera desde el centro emocional inferior el pensamiento sería “este estúpido entra al blog a decir esta sartas de estupideces, atacando y provocando, lo voy a poner en su sitio, pedazo de gilipollas” tanto un ejemplo como otro produce una reacción y no una acción, pues considera al sujeto como librepensador y humano. En estos casos usted está perdiendo energía entregando la misma, primero para sus procesos y reacciones endocrinas, y luego para sus procesos y reacciones exógenas. Endo y exo energías

Ahora situémonos desde la visión del Espíritu en representación del Ser y procesando desde los centros superiores de control. La energía oculta de este comentario, sin ningún otro juicio de valor del sujeto (Carlos_d), nos dice que su intención inicial es perturbar a los receptores. Por ahora sólo estamos viendo el objeto (mensaje) y su energía desestabilizadora, sacando de escena al sujeto que todavía no conocemos, pues ignoramos su propósito final, por tal motivo nos quedamos con el objeto y su intención inicial, “perturbar la energía de los receptores”, y despreciamos al sujeto y su propósito. En este proceso intervino el centro intelectual superior y el don de la templanza ante la agresión. Ahora queda esperar su segundo comentario para ir dilucidando su propósito final, pero en medio hay una serie de respuestas a los lectores que contestaron su primer comentario, que ya marca la tendencia de la finalidad de su intervención, falta su próximo comentario para confirmar o despreciar la apreciación, así que el centro emocional superior toma el mando y la frialdad ante sus ataques entra en acción (no reaccionar). 

“Simplemente magnifico. GRACIAS. Eres grande. Maravilloso. etc.... para que quieres morfeo tanto droide complasiente venerando tus palabras? quien te ha pedido que reunas tal cantidad de energia a tu favor? para que quieres esa energia... Ten cuidado con lo que reunes. Ya me entiendes. (Un compañero que sabe lo que haces)

El propósito es claro y va contra Morféo, intentando ponerse a su nivel con las palabras dichas entre paréntesis “Un compañero que sabe lo que haces”, (ojo, te conozco y soy un igual), pues este es el fin de su intervención, implantar la duda. Ya está identificado, no hay posibilidad de que este sujeto sea un humano, o que sea consciente de su propia inconsciencia, metiéndose con fuerzas de fuera de este mundo, que no maneja y que pueden destruirlo. El sujeto no tiene consciencia ni CHEP alguno, y no hay humano sobre la tierra que no tenga una cierta consciencia aunque sea colectiva, y consideración hacia el prójimo, aunque sea instintiva, dando el beneficio de la duda a su interlocutor. Ahora podemos estar seguros que el sujeto es una sombra y el enemigo está identificado. La primera acción es la advertencia, siempre hay que advertir las consecuencias que puede sufrir una sombra ante su persistencia en una actitud agresiva, la advertencia siempre es directa e innegociable y desde el centro espiritual superior. La dureza de la palabra entra en acción advirtiendo y decretando. Si el enemigo no depone su actitud, entonces tiene que ser neutralizado o eliminado con el arma que le confiere el Luxfero, el fuego del dragón. El fuego del dragón es implacable y detiene o destruye completamente las intenciones de la sombra, pero también puede destruir a la sombra misma y al contenedor de la sombra, así que es usado en última instancia y solamente cuando nuestra integridad física y mental está en juego, de lo contrario se lo come, se lo mastica pero no se lo traga. No diré qué es, ni desarrollaré ahora el fuego del dragón, pero sepan que nadie puede lastimar con el fuego del dragón a un humano, pues está protegido y cubierto por las tres reglas del Virya y el fuego es exclusivamente para combatir y consumir a las sombras que habitan en un cosechado o manejan la personalidad virtual de un desconectado. 

A partir de ahora el entrenamiento del Virya estará en ustedes, en el día a día, en los comentarios y en como manejan al enemigo, los artículos serán ilustrativos pero la realidad estará en la vida misma. Al enemigo no se le da más que la oportunidad del aviso para que se detenga y retire, luego se los neutraliza, no se gasta un ápice de energía en algo que no es nuestro, que no forma parte de nuestra trama sagrada. Al enemigo se lo respeta pero no se lo considera, es él o ustedes, es un depredador que se comerá a sus hijos sin ningún remordimiento, porque lo hizo durante miles de años y lo seguirá haciendo si no lo detenemos, si seguimos considerándolo como humano, que fue lo que hicimos desde siempre, nos devorará  el alma y nosotros seguiremos perdonando al demonio por violar a los nuestros, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez…hasta que perdamos el espíritu y el Ser por otros miles de años más de dominio y manipulación. Yo no voy a defraudar al Dragón, no voy a permitir que ninguna sombra lastime a los míos, y los míos no se acotan a mi familia física, los míos son todos los que luchan por el mismo propósito, los míos son guerreros y hermanos implacables que entregaron existencia tras existencia en pos de un propósito, los míos son Humanos y Viryas luchando por la liberación de manos de las sombras, así que como dije en su momento y al comienzo de este artículo,  “…Al espíritu no le tiembla el pulso cuando tiene que actuar…” Así que le aconsejo al enemigo que comiencen a correr porque aquí será destruido por el fuego del dragón en cuanto sea identificado. No se presten a la manipulación de Hidra y las sombras, pues su integridad mental está en juego. 


El botón de Whatsapp funciona solo en dispositivos móviles

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar