domingo, 8 de septiembre de 2013

EL GUERRERO PACÍFICO

Se puede considerar logia salvaje a todo grupo esotérico que no está alineado o representado por una organización superior reconocida oficialmente como logia u orden, digamos que no está “federada” a ningún tipo de institución que rija su proceder por las leyes internas de sus estatutos. Son la parte anárquica del orden esotérico preestablecido, y por consiguiente las que transmiten la información y el conocimiento sin restricciones a quien lo quiera recibir. 

En 1983 fundé una logia salvaje junto a un grupo de personas interesadas en comprometerse y hacerse responsables de su propósito por encima de todo lo demás. Ese compromiso y responsabilidad asumida, dio como resultado que los ojos de la creación posaran su mirada en nosotros, y nos dieran la oportunidad de conocer parte de la magia de la realidad general. Hoy daremos un paseo guiado por esos parajes desconocidos de nuestro interior, donde el horizonte se extiende hasta las estrellas y la consciencia se expande hasta el infinito, pero la línea entre lo correcto y lo incorrecto es tan delgada, que muchas veces equivocamos el camino.

Uno de los retos más grandes cuando se comienza el camino, es mantener la coherencia entre pensamiento, palabra y obra en todo el trayecto. No vale de nada conocer mucho si se actúa poco y se piensa mal, pues se termina con un ego intelectualizado con aires de iluminado donde se cree ilusoriamente que lo tiene todo resuelto y que nadie puede aportarle una crítica u opinión porque lo sabe todo, es autosuficiente en sus decisiones y ha superado sus materiales egos. En el camino de la cinta de Moebius no están permitidos esos errores de la consciencia artificial, y todo aquel que reincide en esta intensión equivocada, no podrá seguir avanzando y quedará en el bucle de la recurrencia de su propia y particular octava, así que mantener esa coherencia y responsabilidad, es fundamental para avanzar en esta línea particular, de lo contrario recomiendo que se dediquen a otra cosa, el sendero del conocimiento a través del quinto camino de la cinta de Moebius no es lo suyo. 

1983 fue el año del evento, eso favoreció grandemente a todo aquel que intentara, abrir un portal o túnel vorticial que enlazara con otras realidades fuera de la nuestra. Aprovechando la inestabilidad en el sustrato “e” dejada por el evento, y mediante un TCMT (Transceptor Cuántico Multi-Temporal) una vez por semana abríamos la conexión, e interactuábamos con Seres de fuera de esta realidad que nos entrenaron e instruyeron por más de diez años a través del vórtice abierto, mediante un fluido y armonioso contacto. Cada vez que desviábamos la senda, recibíamos de ellos un merecido choque que nos hacía reaccionar, observar nuestro error y enderezar nuevamente la octava desviada a su dirección correcta. Un día, repitiendo tozudamente los mismos estúpidos errores, nuestros superiores que nos instruían desde el otro lado, decidieron interrumpir el entrenamiento hasta que nosotros tomáramos consciencia de los errores que cometíamos al dejar las reuniones, pues nuestro trabajo comenzaba cuando el de ellos terminaba y se cerraba el portal. Por más que intentamos conectarnos de mil formas mediante el TCMT, no pudimos restablecer la comunicación, nos habían cerrado el acceso por nuestra propia tozudez en creernos capaces de manejar nuestras vidas como se nos antojara. Seguimos religiosamente por meses intentando la comunicación sin lograrlo, hasta que una noche, después de una discusión de quien era el culpable de que esto sucediera, nos percatamos que todos habíamos cometido el error, unos por ególatras y otros por permisivos de los ególatras, permitiendo que la triada pensamiento-palabra-acto, se contaminara con la soberbia y la apatía. Esa misma noche, el portal se abrió permitiendo que nuestras conciencias se expandieran nuevamente y el entrenamiento continuó hasta 1994, en que decidimos disolver la logia, pues ya no tenía sentido al haber cumplido su propósito, pues ahora, los que hicimos bien la tarea, estábamos conectados continuamente sin necesidad del TCMT, y los otros siguieron sus caminos buscando lo que ya habían encontrado y no supieron aprovechar. 

No soy partidario de las recetas de cocina para iluminados, menos de fórmulas mágicas para la autorrealización, pero soy consciente que si no tomo cartas en el asunto, hasta aquí hemos llegado, pues sus triadas están contaminadas con la soberbia y la apatía del que no quiere comprometerse con su Ser, que es el SER de todos los Seres de sus prójimos. No estoy generalizando, pero tampoco puedo particularizar, cada uno se hará cargo de su situación actual y sabrá en donde se encuentra parado para que mis silencios les resuenen o no. 

El primer paso que sólo unos pocos han dado hasta ahora, es el primer acto del perdón que los liberará en lo particular de todos los miedos y culpas que los llevan a cometer una y otra vez los mismos errores. Este simple acto de humildad y sumisión ante su Ser, es suficiente para abrir el portal entre realidades actuando como un TCMT que los conectará con sus guías y protectores. La atención permanente es fundamental para mantener la coherencia de la triada, y la CEHP (Consideración Externa Hacia el Prójimo) tiene que marcar la intención inicial de cada acto, para que el propósito final siempre se encuentre lejos del ego y cerca del Ser. No se puede hablar por boca de jarro, no se puede pensar con la inconsciencia del mono en chancletas, no se puede actuar como un programa virtual, no se puede ignorar el entorno como un cosechado, no se puede lastimar al prójimo como un hijo de las sombras, no se puede ser un salvaje Pasu que está más cerca de Wotan y Baphomet que del Dragón. 

Más de una vez me han preguntado cómo llegar a manifestar el Ser, a revertir la esfera de consciencia, a que la consciencia del Ser tome el mando, a expandir la esfera, etc, etc etc, y mi respuesta siempre ha sido la misma, dándose la oportunidad de dejar de intentar hacerlo y comenzar a accionar para hacerlo, trabajando con las herramientas que tengan a mano y que más les sirvan en su particular camino, pero de nada vale trabajar en estos aspectos si continuamente están borrando con el codo lo que escriben con la mano, o diciendo lo que no piensan y actuando diferente a lo que sienten o dicen siendo completamente hipócritas con ustedes mismos y los demás. La única manera de poder seguir adelante es que actuemos como verdaderos Humanos, el tiempo de la instrucción ha pasado y estamos en pleno entrenamiento de combate, así que como en su momento en SFM nos presionaron para que tomemos la actitud correcta, yo los presionaré de la misma manera, y el que no se adapte a las formas y propósito de esta etapa, será cortado (desconectado), si es necesario, hasta que se apacigüe, recapacite y se reconcilie con su SER. Esto no es un juego, esto es real, estamos a las puertas de grandes cambios y revelaciones, y tienen que decidir si serán participes o serán observadores, pero si eligen lo primero tienen que tomar la responsabilidad y actitud adecuada, porque muchos dependerán de ustedes y sus correctas decisiones, y no pueden darse el lujo de equivocarse justo en ese momento perdiendo a los que dependerán de su consciencia y sabiduría. 

Hoy no soy el mismo que ayer ni seré mañana el mismo que hoy, porque mi conciencia se habrá expandido un poco más y tendré que adaptarme al nuevo escenario, dejando de lado los egos de los sujetos y absorbiendo las almas de los objetos para que formen parte de mi espíritu y poder llegar luego a los Seres ocultos en los sujetos. Y como le dijo Socrates (Nick Nolte) a Dan Millman (Scott Mechlowicz) en el guerrero pacífico, comenzaré a sacar la basura de ahí dentro hasta vaciar sus mentes. Recién cuando hayan podido desprenderse de todo, podrán contener todo y dejar que el río siga su curso hasta llegar al océano de su existencia y actuar como un verdadero guerrero pacífico.

Enlaces de L@ Red:


El botón de Whatsapp funciona solo en dispositivos móviles

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar