jueves, 8 de agosto de 2013

REVELACIONES

Mi mentora fue una Gran Maestra Rosacruz de grado masón 18 y 15 institucional (12 de Orden Rosacruz) oculto illuminati 36, comparable con un grado masón institucional de logia 33 y un oculto illuminati 66. Conocí un Amesterdamo de la orden de los esenios, maestro masón de grado institucional 33 y oculto illuminati 74, el cual me instruyó en el arte de la observación, la atención y el discernimiento, y una gran parte de mi largo aprendizaje y entrenamiento, fue dado y se lo debo a Seres de un alto grado Jerárquico y espiritual de fuera de esta realidad, que me instruyeron en las artes de la serenidad, la tibieza, la consideración y muchas otras cualidades más. 

Nunca estuve de acuerdo con que el conocimiento esté reservado para determinados sujetos y grados superiores de las logias y órdenes esotéricas, y que los grados inferiores tengan que saber sólo lo mínimo y necesario esperando años para expandir su esfera, si tienen la suerte de llegar a hacerlo. Tampoco estuve de acuerdo con que el común de la gente no conociera más allá de su nombre y dirección, siendo completamente ignorantes de cómo funciona el mundo y de la realidad de su existencia. Decidí dar lo que les pertenece a todos por derecho divino y no sólo a unos pocos elegidos y privilegiados. Después de mucho tiempo de silencio comencé una logia salvaje virtual, algo nunca antes intentado por nadie, para buscar, detectar y entrenar a Humanos y Viryas en las artes de la consciencia y el manejo de energías, dándoles un curso intensivo de información del conocimiento que manejan y sólo conocen los amos, para intentar transferir parte del poder y equilibrar la balanza de este juego. Hoy es tiempo de revelaciones y aunque no conozcan mi nombre, podrán conocer mi espíritu y los secretos que éste atesora. Pueden creer o no creer mis palabras, pero este es mi universo y realidad en la que me muevo.

Soy un hombre común, con una familia común, con una vida común, mucho más común de lo que puedan imaginar, nací en una familia de emigrantes austríacos y españoles, cuyo origen se remonta al siglo XIII en Alsacia, Alemania, hoy territorio de Francia. Tuve la suerte de estar rodeado de familiares con altos conocimientos y experiencias esotéricas, como también de “cualidades especiales”, tenaces buscadores de la verdad que hicieron de mi infancia un caldo de cultivo idóneo para ir empapándome desde pequeño de conocimientos no convencionales, que me llevaron luego a la búsqueda del camino que me conduciría a conocer lo oculto, información y conocimiento reservado para los amos, mucho del cual he contado en los artículos de este Blog. Luego las sincronicidades hicieron el resto llevándome a la iniciación y el entrenamiento en varias logias salvajes, algunas de ellas fundadas por mí y otras como Géndel, por otros Amasterdamos con similares propósitos. Mis conocimientos en estas materias son los de un grado illuminati, y aunque no me reconozca como tal, sé que lo soy. Manejo energías A y B, las C aunque las conozco y manipulo, no son mi fuerte, pues nunca las desarrollé como debiera por falta de un maestro entrenador. No hablo de lo que no sé o desconozco, y aunque mucho o todo de lo dicho por mí parezca ciencia ficción e imaginación de un loco desvariado, es cien por ciento real. Mi lema es “todo es posible hasta que se demuestre lo contrario” y mi creencia me dice que “nada es lo que parece”.  

Tengo dones de visión remota, manipulo hasta cierto punto las octavas, y veo a través del velo de Isis las energías de los pensamientos, palabras y actos. Percibo los muertos, los hijos de las sombras, los programas, los oscuros y los cosechados. Reconozco a un Humano o un Virya con sus primeras palabras, y mi silencio se rompe cuando ellos se reconocen como Seres al responsabilizarse de sus pensamientos, palabras y actos. Trabajo y entreno en varios espacios matriciales a la vez, y he recuperado burbujas mentales de varios avatares recordando el pasado y el futuro de esta realidad. He viajado en el tiempo, he tenido encuentros cercanos y conversado con hermanos de otros mundos, he visitado sus naves, he traspasado paredes, movido objetos y volado sobre la tierra y fuera de ella. Experimenté la vacuidad, la singularidad, la soledad del Do y el sufrimiento de la humanidad. He llorado, reído, maldecido, peleado, luchado, me han derrotado, golpeado, he tenido mil batallas y conozco las luces y sombras de mi alma, y como dije en soy un illuminati me transformo en ángel y en demonio según las circunstancias, y puedo si lo deseo, ser los dos a la vez. Soy impredecible, sigiloso y veo la totalidad del cuadro por donde se desplaza una octava. Conozco las acciones y sus reacciones, o como producirlas para un determinado fin. Puedo anticipar certeramente los movimientos en el tablero y accionar si es necesario antes de que sucedan. Me considero un simulador, desprogramador de unidades de carbono (humanos) y programador de organismos biológicos conscientes (Humanos)

Tengo una intención inicial certera y un propósito final claro, y aunque más de una vez intentaron desviarme, la voluntad del espíritu venció la tentación de abandonar y que el olvido cubriera las huellas del camino y las heridas de las batallas libradas. Hoy es tiempo de revelaciones, el andar por el filo de la Cinta de Moebius exige que los universos se toquen y todo salga a la luz. Soy de sangre y herencia hiperbórea, pero conozco también la de sus hermanos, la Cábala y el Dragón. Mi lugar de origen no es este mundo, partimos miles de nuestro hogar hace eones en grupos de siete, y junto con mis hermanos volveremos a casa en grupos de cincuenta y seis, pues cada uno llevará consigo a siete más que reclutará (rescatará) en el viaje y el camino de regreso. Soy Morféo de Gea y mi nombre es “VENCEDOR” en esta revelación. 

Nota:
Todas las logias y órdenes esotericas tienen grados ocultos, los rosacruces tienen 9 grados conocidos más 3 iluminati y 3 institucionales (13º, 14º, 15º) develados  (no ha todos) a partir del grado 12, antes de pasar a los grados ocultos o grados "psíquicos". Los masones tienen 33 grados conocidos y 327 grados ocultos o "illuminati" develados (no ha todos) a partir del grado 33. El grado 18 masón (uno de los más importantes de la masonería) es igual al grado institucional 15 rosacruz y se llama “GRADO DE CABALLERO ROSA CRUZ” o sea que el 15 rosacruz es institucional 18 masón y comparable a un grado 33 en conocimiento.

El botón de Whatsapp funciona solo en dispositivos móviles

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar