miércoles, 7 de junio de 2017

La otra historia 5×09 – Desconsideración y consideración/12 escalones

Desconsideración y consideración

“Es digno de toda consideración, el hombre que investiga la verdad con ardor y expone con sinceridad, el resultado de sus investigaciones”. Confucio.

Bienvenidos al programa nueve de la quinta temporada en DDLTV. Seguimos en LOH rompiendo las barreras de la mente un programa más y diseccionando una dualidad más: desconsideración y consideración

Veamos como las define el diccionario de la R.A.E:

Desconsideración: Acción y efecto de desconsiderar. No guardar la consideración debida.

Consideración: Pensar sobre algo analizándolo con atención.Tener un concepto elevado de alguien y tratarlo de acuerdo con él.

Bien, ambos conceptos son energía pues son en si mismos un acto de entrega hacia los demonios y hacia la Consideración Externa Hacia el Prójimo (CEHP). En el caso de los demonios, les interesa la desatención pues pertenece la energía producida y entregada a los Hidrógenos altos por encima del 48, mas bien del 72 y 96 en adelante pues son alimento propicio para estas entidades que se nutren de los estados de bajas frecuencias. Les diré en este sentido, que la desconsideración se conforma de una triada energética que se compuesta por la MENTIRA + ENGAÑO + TRAICIÓN siendo esta tercera la peor de las tres y es comprobable, como este tipo de actos se suceden en nuestro día a día como particularidades como en el ámbito de los acontecimientos mundiales entre naciones.

Sobre la CEHP (Consideración Externa Hacia el Prójimo), tanto a mis compañeros como a un servidor, nos habrán escuchado en numerosas ocasionas presentarla puesto que estamos ante una de las características fundamentales y pilar que sostendrá a la nueva Humanidad. No hace falta ser un lince para caer en la cuenta que la CEHP pertenece a la CONSIDERACION como energía entregada y ésta, nos afecta cuando de un consciente colectivo se trata pues si una particularidad se resiente, a la generalidad le repercute y el equilibrio comienza a oscila por pertenencia de grupo.

Poner en práctica la energía y entrega de Consideración comienza por abandonar el egoísmo de mirar cada uno por sí mismo y enfocarnos al grupo como una parte de él. Siguiendo este hilo y si recuerdan, en alguna ocasión se ha mencionado que el altruista fue primeramente un egoísta que cubrió el deseo de poner en marcha una expectativa o una intención y propósito consciente, a entregar a la colectividad sin esperar nada a cambio. Este acto egóico inicial queda transformado en altruismo final.Pero como bien sabemos, la realidad hoy, es otra y existen otros factores en la sociedad actual que nos mantienen como humanidad, alejados de la tendencia hacia la igualdad y ser justo como la tentación de caer en la enfermedad de la corrupción del espíritu, que parte de la semilla de la ambición del poder y del dinero.

Soy consciente que lo que les digo, sonará a cantos de sirena, a utopía, fantasía y no se cuantas “ías” más pero romper con las barreras de la mente parte desde el pensamiento, pasa a la palabra y terminar con la acción.

12 pasos

Esto nos lleva a presentarles los 12 Trabajos de Heracles o los 12 escalones como nos gusta presentarlo. Hoy veremos en trabajo 9 que se titula: “Robar el cinturón a Hipólita”.

En la mitología griega, Hipólita es la reina amazona, dueña de un cinturón mágico que le había regalado su padre, Ares, el dios de la guerra; su madre fue la también reina amazona Otrera. Hipólita es hermana de Melanipa, Antíope y Pentesilea. El noveno trabajo de Heracles fue obtener el cinturón a petición de Admete, la hija de Euristeo. Este noveno trabajo tienes diferentes versiones, en una versión de la historia, Hipólita se enamora de Heracles y le da el cinturón voluntariamente. En otra, Heracles secuestra a una de las hermanas de Hipólita, Melanipa y exige el cinturón a cambio de la liberación de la amazona.

La cuestión está que Heracles obtuvo el cinturón y Teseo, uno de sus compañeros, secuestra a Antíope, otra hermana de Hipólita. Las amazonas atacan entonces (porque Hera, la enemiga de Heracles, ha difundido el malintencionado rumor de que Heracles está allí para atacarlas o secuestrar a Hipólita), pero Teseo y Heracles escapan con el cinturón y con Antíope. Otra versión, cuenta que Heracles mata a Hipólita en su huida. Para rescatar a Antíope, las amazonas atacan Atenas, pero fracasan; en algunas versiones, Antíope muere durante el ataque. En muchas versiones, Teseo se casa con Antíope o con Hipólita, y tiene así un hijo llamado Hipólito.

Bueno, paro pues para lo que nos ocupa las variantes de la historia prosiguen pero no es relevante para lo que le quiero transmitir: Bien, este noveno trabajo nos centra en la dualidad y el juego de opuestos donde partimos del protagonismo del deseo de Admete, hija de Euristeo donde Hercales debe conseguir “el Cintiruón mágico de Hipólita” entregado por Ares a la reina amazona. Las diversas historias, presentan actos de consideración y desconsideración pues en un caso la amazona lo entrega a Heracles al enamorarse y en otro la desconsideración con el secuestro de Melanipa, hermana de Hipólita.

Sea como fuere, la energía final termina en guerras entre una dualidad entre hombre y mujer, humanos al fin y al cabo donde el cinturón mágico es objeto de disputa por cubrir un deseo concreto. El cinturón mágico es una alegoría representativa del “ego” que al ser tocado, orquesta una lucha de opuestos por razón de género en este caso. Hoy quiero confesarles, que soy irascible en las disputas que tienden a dividir y por ejemplo, no soporto la supremacía de guerra de sexos. Odio las disputas entre machismo y feminismo pues en mi accionar, trato por todos los medios de considerar a la mujer, desde el lado Humano partiendo desde el respeto por supuesto pero aún así, obrar desde la coherencia me resulta complicado pues ante su “debilidad” cuando uno percibe la necesidad de protección, me hace sensible rompiendo esa coherencia que considero desequilibra el enfoque hacia la unión de tratar al hombre y a la mujer como “humano/a”, sin más diferencia que la física que nos diferencia pero que no afecta a la espiritual e intelectual. Detalles y muestras de galantería ante la admirada mujer, quienes me conocen saben que son habituales en mi y eso, reconozco que gusta pero no puedo olvidar que la gratitud como respuesta, ensancha mi ego por ser cortés y detallista.

Quiero aclarar que ser detallista no es un defecto si parte desde el respeto y la consideración pero si nace desde el ego, solo le satisface al “yo” y sinceramente, no es lo pretendido.Como verán uno es imperfecto y el ejercicio de trabajo de la coherencia es un reto diario que requiere de observación y autocontrol.

NMCNCNDLCYAHMIEYCAUM

Jose de Aetamira/MAYODEL68

Programa completo




Sektorl

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su aporte