miércoles, 30 de marzo de 2016

FORMAGENESIS (II)

Continuando con el artículo anterior veremos cómo las instrucciones del ADN del árbol forman el árbol. Pero primero decirles que conocer esto no hace la diferencia entre fruto y semilla, quiero decir que lo mismo da saber esto o no saberlo si lo toman como simple información y no lo transforman en profundo conocimiento. De información están llenas las bibliotecas, pero el conocimiento lo encontrarán sólo dentro de ustedes cuando hayan hecho el trabajo con la información recibida, porque la información experimentada en actos se transforma en conocimiento, y éste -expresado en obras- en sabiduría adquirida. Pasemos ahora al tema en cuestión.

En el artículo anterior dijimos que las instrucciones de un árbol en su totalidad están en la semilla, y las instrucciones de la semilla en su ADN, por consiguiente las instrucciones comienzan en la matriz 2x2 del ADN, un algoritmo con cuatro instrucciones base, para indefinidas y complejas instrucciones secundarias, color, forma, flores, fruto, etc, que están dadas en los clúster restantes, del cinco en adelante, a los cuales estas cuatro instrucciones hacen alusión para ejecutar los algoritmos en el desarrollo del árbol, algoritmos que se encuentran implícitos en el mismo ADN. Estas cuatro instrucciones son simples llamadas a la información contenida en los clúster del 5 al 64 y sus posibles combinaciones. Dijimos que los primeros cuatro clúster tienen las instrucciones de todas las moléculas existentes, así que a partir del clúster 5 las instrucciones de “tomar y ligar” no van asociadas a átomos sino a moléculas para formar compuestos. Del clúster 1 al 64, hay 18 que son especialmente importantes en el conjunto G64 de formagénesis. Estos clúster son el conjunto: [2-3-5-7-11-13-17-19-23-29-31-37-41-43-47-53-59-61] Como pueden observar, todos son números primos, y no se tiene en cuenta el 1, no me extenderé en esto, pues ya desarrollé en su momento la importancia de los números primos, sólo diré que en esos clúster están las instrucciones de replicar las octavas correspondiente a una fractalización o proceso creativo, por ejemplo, la división celular que da comienzo a la germinación de la semilla o a la gestación del cigoto.  

Veamos un ejemplo de instrucciones generales, para intentar entender un proceso creativo replicante sea cual fuere.
  • 1ª Instrucción: Ejecutar instrucciones clúster 10  
  • 2ª Instrucción: Ejecutar instrucciones clúster 7 (replica determinadas instrucciones clúster 10).   
  • 3ª Instrucción: Ejecutar instrucción (x..) clúster 10 (finaliza proceso clúster 7)  
  • 4ª Instrucción: Ejecutar instrucción clúster 11 (esta última instrucción replica el proceso de la instrucción (x..) dada por el clúster 10, a todo el conjunto si fuera necesario). 
Esto es un ejemplo muy acotado de las 4 instrucciones base del ADN en general. No quiere decir que se usen específicamente estos clúster (7-10-11), pues todo depende de la forma de vida que se necesite crear, utilizando así cualquiera de los 64 clúster que sea acorde a las necesidades del caso, desde una molécula de agua, hasta las formas de vida más complejas. Casi la totalidad del proceso de formagénesis está dado por triadas de clúster, compuestas por un determinado clúster del cubo y los clúster de los números primos anteriores y posteriores a este clúster madre o raíz. Si por ejemplo en el proceso se alude al clúster 6, la triada podría ser según el caso (5-6-7) o (2-6-17) o cualquier otra combinación posible según las necesidades del proceso. 

Pueden ver que el clúster 10 tiene un algoritmo de 1011 con cien mil millones de instrucciones (100.000.000.000), más que suficiente para replicar un árbol y quizás toda la flora del planeta. El clúster 7 toma parte de esas instrucciones y las replica para formar las células vegetales necesarias, tallo, hoja, flores, fruto, etc, de por ejemplo un olmo. Luego la instrucción 3 finaliza el proceso y la 4 lo réplica a todo el algoritmo si fuera necesario, ejemplo: finaliza el proceso de creación del fruto hasta el ciclo siguiente. Igual sucede con el cigoto pasando de una célula fecundada, a millones de células que forman la totalidad del cuerpo humano, desde una uña de la mano, hasta las neuronas del cerebro. La falta de instrucción de detener un proceso, es por ejemplo, causal de tumores, al seguir replicando células continuamente sin ninguna necesidad (intención y propósito). 

Finalicemos por ahora esta información exponiendo la triada completa del agua, elemento fundamental para la vida como la conocemos. La triada del agua es la siguiente: (1-2-3). Ahí lo dejo para que ustedes estudien, asocien y saquen sus propias conclusiones. En futuros artículos entraremos más profundo en los detalles y misterios de la formagénesis, y seguramente se sorprenderán aún más de cómo funciona la creación. Nmc, ncndlqd, iycaum .º. 


Sektorl

jueves, 24 de marzo de 2016

FORMAGENESIS (I)

La ciencia se debate entre dos teorías sobre la vida, una evolucionista y la otra creacionista, una respaldada por la biología y la otra por la teología, una cuyo mayor defensor es el paradigma científico, y otra cuyo mayor defensor es el paradigma religioso. El evolucionismo es una “teoría” científica que sostiene que las formas más complejas de vida provienen de formas menos complejas y que la materia orgánica proviene de la inorgánica, postulando que la vida humana proviene de la vida animal, concretamente que el ser humano desciende del mono. La palabra creacionismo proviene de crear, que significa sacar algo de la nada, es decir que lo creado proviene de una realidad que no existía antes, de tal forma que el creacionismo postula que Dios es el único Ser que puede crear de la nada, por lo tanto, la creación sólo puede venir de Dios. Según la “teoría” creacionista pura, Dios creó directamente el universo y todo lo que éste contiene, incluyendo los seres humanos. Concluiremos esta presentación del evolucionismo y el creacionismo diciendo que tanto una como otra son “TEORIAS”. Para una mayor y mejor comprensión de esta información antes de proseguir recomiendo la lectura de Génesis 64 y el campo mórfico.

Comencemos este desarrollo recordando algunos conceptos fundamentales:
"...Una octava de diseño es aquella octava cuya intención inicial y propósito final es delinear los patrones que se utilizarán en una octava de creación. Estas octavas a diferencia de las ya conocidas, están formadas por clúster de información consciente sobre un EM de base cúbica llamado OmC (Omnipresencia Cúbica)...Estos OmC están formados por una serie de “supra-paradigmas” o “modelos de diseño” que engloban la totalidad de un sistema específico dentro de un sector acotado de la creación, por consiguiente hay múltiples OmC según qué tipo de creación se necesite en un lugar específico de la octava descendente de creación. La proyección 4x4 de estas OmC son cubos, porque su reflejo está limitado a cuatro dimensiones físicas. En EM inferiores o superiores estas figuras geométricas varían según las dimensiones que disponga ese EM, o sea que no tienen por qué ser cubos aunque sean algoritmos cúbicos en diseño. Por ejemplo, en un EM3x3 la figura proyectada será distinta a un EM4x4 o 5x5...En el caso de nuestro sistema Solar dodecaédrico ese OmC está compuesto por un cubo de 5832 clúster de información consciente. La cantidad de combinaciones posibles de estos clúster es casi infinita e imposible de calcular por medios tradicionales, pues tendríamos que elevar 5832 a la 5832 potencia. Esto cubre toda forma de creación y sus grados jerárquicos del sistema solar y quizás de la galaxia. De estos 5832 clúster se tomaron 64 para terraformar Gea, GÉNESIS 64, Sistemas Genéticos compuesto por un Om de 4³=64. Un cubo formado por 64 clúster de información consciente cuyas infinitas combinaciones, aproximadamente en numeración científica (5,47140… ͤ +32), dan origen a toda la vida orgánica e inorgánica del planeta, desde una molécula de H2O, hasta las formas de vida más complejas que se puedan encontrar. Con esto vemos que no sólo la vida como la conocemos está dentro del diseño, sino también los elementos que la componen y sus posibles combinaciones..."
Ahora veremos cómo esto se lleva a la práctica para crear la vida. Tomemos para explicar esto la OmC utilizada en nuestro planeta, un cubo formado por 64 clúster de información consciente o modelos de diseño. Para poder entender esta información de forma correcta, debemos salir de la tridimensionalidad del cubo y entrar en la bidimensionalidad del plano. Visualicemos, un cubo formado por 16 cubos más pequeños (clúster) por cara, o sea que cada cara consta de un cuadrado 4x4 formado por 16 cubos, y este patrón se repite cuatro veces cubriendo todo su volumen, 16x4 = 64 = 43. Como trabajar visualmente con un cubo es bastante engorroso, lo llevaremos al plano, visualizando en vez de un cubo de 64 clúster, un tablero de ajedrez formado por 64 cuadrados más pequeños (clúster), un plano de 8x8, cada clúster (casilla del tablero) es un depositario de información que “contiene” una serie de instrucciones (algoritmos) de diseño. Visualizando el tablero de frente, la primera casilla de arriba a la izquierda es el clúster 1, y la última casilla de abajo a la derecha es el clúster 64. Las instrucciones son exponenciales, o sea una secuencia geométrica formada por una progresión matemática de base 2. 

Ejemplifico: En la casilla 1 hay una instrucción, en la 2 dos, en la 3 cuatro, en la 4 ocho, 20 + 21 + 22  + 23... etc, etc. y así sucesivamente. Para cuando llegamos a la casilla (clúster) 64, éste tendrá un algoritmo de 263 con 18.446.744.073.709.551.615 trillones de instrucciones. Ahora veamos cómo estas instrucciones trabajan para formar los campos mórficos que luego darán paso a las formas de las formas. Tomemos como ejemplo una molécula de agua H2O, formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. 

El algoritmo para crear el campo mórfico del agua está formado por dos instrucciones tomadas del segundo clúster, (21 = 2)
Primera instrucción: tomar dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno.   
Segunda instrucción: ligar los átomos.
Ahora veamos una molécula de petróleo, específicamente el benceno C6H6
Primera instrucción: tomar seis átomos de carbono y seis de hidrógeno.  
Segunda instrucción: ligar los átomos.
Como pueden apreciar tanto el agua como el benceno necesitan nada más que dos instrucciones para formarse y las dos están en el segundo clúster del tablero (cubo 3D), la mayoría de las moléculas conocidas están creadas con dos instrucciones base, “tomar y ligar” que se encuentran en los primeros clúster del cubo, específicamente del clúster uno al clúster cuatro, con la diferencia que el agua se forma naturalmente y el benceno no, pero el campo mórfico de este ya está preparado, pues sino, sería imposible producir el benceno.

Ahora veamos algo más complejo, por ejemplo un árbol. Contrario a lo que se puede pensar, las formas de vida más complejas no se diseñan en su totalidad, sino que las instrucciones son dadas para que la forma misma sepa formarse, me explico, las instrucciones de un árbol en su totalidad están en la semilla, y las instrucciones de la semilla en su ADN, por consiguiente las instrucciones comienzan en una matriz 2x2, la del ADN, un algoritmo con cuatro instrucciones base para indefinidas y complejas instrucciones secundarias, color, forma, flores, fruto, etc, que están dadas en los clúster restantes, del cinco en adelante, a los cuales estas cuatro instrucciones hacen alusión para ejecutar los algoritmos en el desarrollo del árbol, algoritmos que se encuentran implícitos en el mismo ADN. 

El tercer clúster contiene un algoritmo con cuatro instrucciones de base dos, 22=4, las correspondientes al ADN del árbol o de cualquier otro ADN, luego esas instrucciones hacen las llamadas correspondientes a todas las demás, por ejemplo, transformando a la semilla del árbol en un roble, o al cigoto en un ser humano. 

Las instrucciones de los clúster convocados forman “campos mórficos” y estos forman formas. Volviendo al ejemplo del agua, las dos instrucciones base para formar la molécula de agua traen en su “información consciente” la forma misma de la molécula, desde la instrucción de utilizar hidrógeno y oxígeno y no carbono e hidrógeno como en el caso del benceno, hasta la manera de ligar los átomos y la forma de la misma molécula de agua, forma que está dada por un parámetro o “formagénesis” que contiene la información consciente necesaria para crear la forma. Esta formagénesis tiene un patrón base, una medida común que marca la orientación de los vaet del objeto para que la forma tome la forma correcta, por ejemplo la hoja de un olmo sea como es y no otra, ese patrón base es el “vad” (vector angular dimensional) que le da la orientación espacial y temporal al vaet (vector angular espacio temporal), para que las formas se mantengan en todo lo creado. Podríamos definir entonces al vad, como “el patrón base utilizado en las instrucciones de los algoritmos del proceso de formagénesis”.

La formagénesis tiene una paradoja, una paradoja realmente extraña, pues desde una matriz cubica o OmC de 43 se diseñan las formas que se crean desde una matriz más pequeña de 22, una matriz 2x2 unidimensional que contiene a una OmC de 43 multidimensional, o sea que es uno de los ejemplos más cercanos que tenemos en la creación del infinito dentro de lo finito, el universo entero dentro de un átomo.  

Terminando con esta acotada exposición, diré que ninguna de las teorías expuestas al principio de este artículo es correcta, el evolucionismo es erróneo y el creacionismo es limitado, pues la creación es mucho más sorprendente que la evolución de un mono que se cree hombre, o la de un Dios creando a un hombre que actúa como mono. Nmc, ncndlqd, iycaum .º. 

Sektorl

sábado, 19 de marzo de 2016

A SOLAS CON…

Era el atardecer de un día como cualquier otro, terminaba de escribir un artículo que publicaría en el blog. Salí para despejarme, estirar las piernas y relajar el cuerpo de horas sentado frente a la pantalla del ordenador, algo me impulsó a mirar el cielo, creo que fue lo de siempre, la añoranza de mi hogar. Algunas nubes paseaban distendidas por el celeste cielo que se iba oscureciendo a medida que el sol caía, mientras la primera estrella comenzaba a divisarse tenuemente a mi derecha, de pronto algo llamó mi atención, en la perpendicular a mi posición el cielo parecía fluctuar, como si una bruma espiralada se interpusiera entre mi visión y la bóveda celeste sobre mi cabeza, presté más atención, y de pronto, como si de un sueño se tratara el cielo se abrió y dejo ver del otro lado otro cielo cubierto de estrellas y extraños y desconocidos astros. Nunca imaginé lo que pasaría a continuación.

Asombrado por lo que estaba sucediendo no pude apartar la mirada de ese evento, y de pronto una pequeña luz, como una estrella traspasó ese umbral y se dirigió hacia donde me encontraba. A medida que se acercaba la luz crecía y tomaba forma, hasta que se convirtió en un reluciente orbe plateado, una esfera de tres metros de diámetro completamente pulida y resplandeciente. Quedó suspendida a escasos dos metros de donde me encontraba y una voz en perfecto castellano me dijo: “entra”, mientras descendía hasta posarse en el suelo y su estructura se hacía de un negro profundo, tan profundo que me absorbía. Casi hipnotizado por su negrura y sin ningún temor, me dirigí hacia ella traspasando su rígida y oscura estructura, como si penetrara el mismo infinito. Dentro sólo había unos extraños asientos que más parecían habitáculos anatómicamente diseñados para que mi cuerpo todo calzara como si de un guante se tratara. Una voz volvió a hablarme: 

_Ahora partiremos a los confines del universo a encontrarnos con el Dragón. Siéntate y no toques mi cuerpo (paredes) mientras dure el viaje.

Ahí comprendí que estaba a bordo de un TMV, y era él quien me hablaba. La esfera era, a mi perspectiva, completamente traslucida, y no aprecié movimiento alguno, era como presenciar una película en 3D donde se desplazaba el escenario en la pantalla. Todo mi entorno se movía mientras el orbe parecía permanecer estático. En un tiempo sin tiempo traspasamos el portal por donde ingresó y en el mismo tiempo sin tiempo nos encontrábamos en un lugar indescriptible, donde el cosmos era de una hermosura nunca antes imaginada y parecía que cada elemento en él, era consciente de sí mismo. Una música que no era música, sino algo muy superior, se escuchaba como una dulce y suave melodía cantada por el mismo universo, de pronto y no sé cómo, en frente mío apareció un Ser de belleza indescriptible que me miraba como nadie me había mirado jamás. Es imposible poder detallar su grandeza, porque al menor intento de hacerlo, su imagen se esfuma como un sueño de mi mente. 

Asombrado y extasiado por lo que estaba viviendo no encontré palabras, sólo sentimientos de profundo AMOR y respeto por ese SER que tenia frente a mi. Sin más me habló con una voz igual de indescriptible que su misma presencia, y dijo:

_Soy tú y tú eres yo, somos el Dragón, la Humanidad de tu futuro y de mí presente. Te hemos traído para mostrarte y decirte que han triunfado, hemos triunfado, y esto es lo que les espera cuando finalmente lleguen como nosotros llegamos en su momento, regresando de nuestro presente a tu presente a ejecutar lo ya ejecutado, para que ustedes lleguen a nosotros y la Humanidad toda trascienda las fronteras de su propia mente. 

Tontamente intenté hablarle, pero sólo logré balbucear casi sin voz: _ ¿Cuándo ocurrirá eso?, y su rostro se iluminó con una suave sonrisa mientras me decía: _Pronto, muy pronto, cuando ustedes accionen y liberen su Ser del encierro de su mente. En ese momento el gran evento se manifestará y todo transcurrirá en unos pocos años.  

Pregunté qué generación vería esta grandeza, y con la misma calmada sonrisa en su rostro me contestó: _La generación que accione. La generación que se atreva finalmente a ser Humana. Ahora debes regresar, es la hora cero, la hora de terminar lo iniciado para que podamos volver a nuestro presente. 

Sin tener noción del tiempo ni como sucedió, me encontré mirando el cielo en el mismo lugar donde se inició todo. Las mismas nubes paseaban distendidas, y la misma estrella comenzaba a brillar mientras el sol se ocultaba tras el horizonte. ¿Fue real o sólo una alucinación de mi inquieta mente?, no tengo respuesta, pero en mi universo así sucedió, y estuve a solas con… el Dragón.  



  
Bonus track

Segunda Llamada

Los acontecimientos más recientes relatados en los informes MS de inicio de año, nos indican que la batalla está por terminar. El barco, finalmente, llegará al puerto. Pero antes de la calma vendrá la tormenta final, la más violenta.

Nos encontramos en ese punto en el que el enemigo, consciente de su inminente derrota, también ha decidido subir la apuesta. Saben lo que van a perder, y por ello están luchando con todo lo que tienen, pues tan preciado tesoro no es algo que se abandone así nada más. Ellos conocen el valor de lo que está en juego, y no van a dar tregua alguna. 

Pero, ¿Qué hay de nosotros? ¿Conocemos el valor de lo que estamos ganando? ¿Somos realmente conscientes de lo que está en juego?

Porque no estamos hablando del premio mayor de un sorteo, ni de un auto nuevo o un televisor gigante. ¡Estamos hablando de nuestra LIBERTAD! Esa libertad que nos fue arrebatada cuando el primer Lhulu fue creado hace tanto tiempo. Esa libertad que como humanidad no conocemos, pues nos ha sido negada, pero no por los amos, sino por nosotros mismos, por nuestra apatía, nuestra comodidad, nuestra falta de VOLUNTAD y nuestro exceso de PRETEXTOS y JUSTIFICACIONES.

Como raza, somos comodinos, ventajosos, unos verdaderos limosneros con garrote. El Lhumanu no quiere ser libre, quiere que lo hagan libre. No busca la libertad, quiere que ella venga y lo encuentre. Quiere ganar la guerra, pero que la ganen otros. Incluso nosotros en DDLA hablamos de Resistencia Consciente Activa (RCA), pero no de Acción Consciente Activa (ACA). 

Esta es una guerra que se lucha en dos frentes: En el Interior y en el Exterior. El primero es donde luchamos contra nuestras luces y sombras, contra nuestros demiurgos, contra nuestro ego. El segundo es donde luchamos con y por el prójimo, hombro a hombro con nuestros Hermanos, nuestra Familia. 5 años de herramientas e información provista por Morféo nos han preparado para luchar en el frente Interior y obtener una victoria casi segura. Pero ahora, ha llegado el momento de ir al frente Exterior y ver de qué estamos hechos, si de plomo o de oro. La alquimia se ha llevado a cabo, el espíritu se ha cristalizado y nuestro Ser ha comenzado a manifestarse, iluminándonos con su Luz.

Esa Luz que sólo brilla en el corazón de un Humano y Virya, porque éste ha aprendido que la mejor forma de transmitir y compartir su conocimiento y sabiduría no es con sus palabras, sino con sus actos, con su energía, predicando siempre con el ejemplo. Él no habla de AMOR, él ama. Él no pide, él da. Él no entiende la CEHP, él la siente.

En DDLA ya existen mucho Humanos y Viryas, sólo que aún no se dan cuenta de que lo son. Crean en ustedes, en la sabiduría de su Ser y conviértanse en los Morféos que guíen a sus familias, a sus seres queridos, a su prójimo. Muéstrenles que es posible ser Humanos con Humanidad, que las utopías dejan de serlo una vez que decidimos hacernos responsables de nuestras vidas. Enséñenles a amar amándolos, a ser justos siendo justos con ellos, a ser considerados poniéndose en sus zapatos.

Hagamos que esa Luz pura y cristalina que ahora brilla en nuestro interior sirva para alumbrar a nuestros Hermanos que se encuentran perdidos y confundidos entre tanta oscuridad. Seamos sus guías, sus protectores, sus humildes maestros, pues ese es el papel que nos toca jugar por simple jerarquía. Pero no lo hagamos por un sentimiento de superioridad, sino por el AMOR y la Consideración que sentimos hacia ellos. Ellos son nosotros y nosotros somos ellos. Su esclavitud es nuestra esclavitud y su inconsciencia es nuestra inconsciencia, pero nuestra libertad es su libertad, y nuestra consciencia es su consciencia.

Hoy, somos verdaderamente capaces de compartir nuestro conocimiento con cualquiera, pues hemos comprendido que todos somos Seres, Hermanos, Familia. Hoy, el ego ya no tiene más poder sobre nosotros, por lo que el temor a la burla, al rechazo y al desprestigio han desaparecido junto con él, dando paso al AMOR, a la CEHP y al EGO.

Esta es la Segunda Llamada para Accionar, para dejar de ser espectadores y convertirnos en partícipes y protagonistas. Ha llegado el momento de hacernos responsables de nuestros pensamientos, palabras y actos. Es hora de salir y ganarnos la tan ansiada LIBERTAD. Es hora de apoyar a nuestros Hermanos que día tras día hacen lo propio desde su trinchera y dentro de sus posibilidades. Es, simplemente, hora de SER.

“Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros, a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado, y él será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida.” LA LLAMADA

Que sus corazones, Hermanos míos, tengan la sabiduría para escuchar a sus voces del silencio, y con ellas, La Llamada del Do.



Sektorl

viernes, 11 de marzo de 2016

SELECCIONES

CARTA A UN NIÑO

Mi pequeño: No es mi intención justificar nada de lo que ha pasado entre nosotros los últimos años. Sé, y me duele saberlo, que debes sentirte sólo y confundido, pues me he olvidado completamente de ti. Es por ello que, dejando a un lado mi enorme y engreído orgullo, he decidido expresarte todo lo que siento y que ya no puedo callar.

sábado, 5 de marzo de 2016

SECCIONANDO ENERGÍAS

Se llama seccionar a hacer un corte en un cuerpo geométrico para obtener un plano (secciono una manzana). En matemática existe un método o algoritmo para buscar raíces llamado “bisección” que trabaja dividiendo el intervalo a la mitad y seleccionando el subintervalo que tiene la raíz (secciono una función). Aunque son palabras diferentes tienen algo en común, que tanto una como otra se utilizan para observar y encontrar algo que no se encuentra a simple vista, en uno, un cuerpo geométrico (la manzana) y en otro, una función matemática (el algoritmo de la manzana), cuanto más fino es el corte, mayor es la precisión de lo encontrado. Hoy haremos algo similar pero con la energía, intentaremos descubrir que esconde en su composición y naturaleza. Recomiendo la lectura de los artículos sobre energías antes de continuar.

Primeramente decir que toda energía sea la que sea, es resultado de la misma y única energía primordial, que es el “Verbo”. Repasemos primero porque el verbo es la energía primogénita por excelencia. 
“…En “los creadores” dije: “La primera voluntad del “Do” fue la luz, porque sin ella no habría creación, no se podría propagar la octava. Esta octava descendente (Do-si-la-sol-fa-mi-re-do) fue el primer sonido emitido por el “Do” en la materia, el verbo, la voz de Dios, a partir de ahí todo aconteció por plan divino, como una figura de piezas de dominó, por la cual al caer la primera, todas las demás caen en forma sucesiva hasta terminar la figura.”  
Antes que la luz, y la voluntad del Do, estaba el verbo, el sonido, la palabra, pero no como léxico, idioma o vibración, sino como energía primordial. La característica de la energía primordial, es que es como una célula madre, puede convertirse en cualquier otra energía necesaria para el “cuerpo del Do”. El verbo está compuesto por tres partes o elementos fundamentales, que son conocidas en la religión católica como la trinidad, padre, hijo y espíritu santo. El triángulo es su símbolo y representa, en este caso desde la visión del hombre, el padre DO, el hijo UdC y el espíritu santo SER. Estos tres vértices del triángulo que representan la trinidad son intercambiables según el espacio matricial, realidad o universo en que se encuentre, o sea que los “cargos jerárquicos” del padre, hijo y espíritu santo no son fijos, justamente por ser un modelo jerárquico. Por ejemplo, desde el universo o visión del SER, el padre es el DO, el hijo el SER y el espíritu santo la UdC, y desde la visión del espíritu cristalizado (unificación de yoes), el padre es el SER, el hijo la UdC y el espíritu santo el DO. Lo importante es lo que cada uno representa y las energías que moviliza en la realidad donde se encuentra. Aquí llegamos al concepto del AMOR como energía y de amar como producto de dicha energía. Si el verbo es la energía primordial, y ésta está compuesta por tres partes que son DO, SER y Unidad de Carbono, entonces, por ejemplo, cada vez que yo pienso, hablo (escribo) o actúo desde el SER, movilizo las energías correspondientes a una parte de la trinidad, que en este caso en especial, el del SER, son el fuego del dragón, la frialdad y templanza del acero, y la dureza del diamante. Como todo proceso de manejo de energías conlleva a una alquimia, indefectiblemente se movilizan también, en menor o mayor medida, las energías del DO y de la unidad de carbono, entonces el secreto está en saber desde que visión movilizar las energías para llegar a un fin determinado, desde el DO, el SER o la Unidad de Carbono.  Si el AMOR lo genero desde el SER, el producto (amar) será la consideración externa hacia el prójimo CEHP. Si el AMOR es generado desde la unidad de carbono, su producto serán las pasiones, y si es generado desde el DO su producto será el libre albedrío en el sentido más amplio, que es el que permite la elección de lo mejor de lo mejor, y lo peor de lo peor. Desde la visión del Lhumanu, que el DO permita el sufrimiento y la maldad a su máxima expresión, no es un acto de amor, pero desde la visión del DO eso es completamente diferente, y aquí entra en escena la esfera de consciencia y su ubicación espacial, pero eso será en otro capítulo de esta cuarta fase…” MANEJANDO ENERGÍAS
Visto esto comencemos con la bisección de la energía primordial tomando al Verbo como la manzana y al AMOR (Amplitud Modulada de Onda de Resonancia) como la función o el algoritmo de la manzana, y dividámoslo en tres partes: (AM), (MO) y (OR), tenemos entonces una Amplitud Modulada, una Modulación de Onda y una Onda Resonante. En esta triada  de términos tenemos dos factores que se repiten, el primero es la “M” (Modulación) que está presente en el primer y segundo término, y el segundo la “O” (Onda), que está presente en el segundo y tercer término, por consiguiente podríamos tomar a estos dos factores o elementos, la Modulación y la Onda, como las raíces de la función AMOR donde el sistema se encuentra en equilibrio. Variando la modulación de la onda, el AMOR se transforma en toda energía existente y conocida desde la A hasta la Z. 

Apatía, compasión, consideración, envidia, fascinación, gratitud, miedo, odio, pasión, tristeza, etc, son productos de la misma energía primordial modificada en modulación y onda. Ahora pongamos un ejemplo para comprender el proceso, tomemos la energía del deseo, esta fue la primera manipulación conocida del AMOR, pues por ella se revirtió la esfera de consciencia, ahora variemos la modulación de su onda mediante la energía de la ambición, esta modifica la ecuación del deseo convirtiendo a este en competencia, y al perder ante otro que consigue lo ambicionado por uno, la ambición se transmuta en envidia. Ahora la pregunta lógica a este ejemplo es ¿Qué es lo que modifica la modulación de onda en este proceso energético? La respuesta es mucho más simple de lo que parece, lo que modifica la modulación de onda en este o cualquier otro proceso energético, es el centro de gravedad. Según su centro de gravedad se desplace modulará la onda del AMOR convirtiéndolo en la energía necesaria para que la ecuación se balancee. 

Un centro de gravedad fuera de lugar produce la transformación del AMOR en todas las energías existentes en esta creación en general y en su universo en particular. Por eso es tan importante la coherencia entre pensamiento, palabra y obra, para mantener una tendencia hacia la impecabilidad y mantener el centro de gravedad balanceado en su lugar, pues de esta manera el AMOR será verbo, y el verbo será creación dejando las exo y el endo energías de sus subproductos fuera de nuestra particular ecuación de superlatividad. Si quiere mantener a raya sus emociones, mantenga su centro de gravedad en su lugar, así será impecable en sus obras y sereno en sus energías, y tenga por seguro, que su SER se lo agradecerá. 

Sektorl

martes, 1 de marzo de 2016

DESMONTANDO LA MENTIRA

No soy partidario de hablar de aquello que no comparto a no ser que aquello esté poniendo en riesgo parte del propósito, y creo que cierta información fuertemente arraigada en arquetipos erróneos, está confundiendo al buscador y está siendo utilizada como un arma y herramienta para apartar del camino a aquellos que encontraron finalmente su senda. Hoy desmontaré la gran mentira hiperbórea de Luis Felipe Moyano y Miguel Serrano. 

Muchas Gracias por su aporte